Colorantes naturalesCada vez somos más conscientes del contenido de lo que comemos, y es que tener una alimentación totalmente orgánica y saludable es una tarea difícil más no imposible.

Las empresas alimentarias se están preocupando cada vez más por el uso de ingredientes funcionales, que no solo tengan una excelente apariencia, gusto y sabor sino que, además, contribuyan a la salud y el bienestar de los consumidores.

Por esto es importante empezar a cuestionarnos sobre el contenido de lo que comemos a diario. Estos 4 aspectos pueden ser de utilidad:

1. Mirar las etiquetas de los productos:

Este proceso es importante no solo para conocer las calorías, sino para verificar si en realidad es un producto funcional para nuestro organismo. Estos ingredientes “viables” suelen incluirse en productos lácteos, carnes y vegetales, son denominados probióticos y prebióticos y permiten el buen funcionamiento de la flora intestinal. También podemos encontrar fibra, omega 3, fitoestrógenos, fenolíticos y la lista continúa. Así que la tarea está en verificar que tan provechoso es, en qué cantidades es sugerido y en que otros alimentos puedo encontrarlo.

2. ¿Utiliza saborizantes o es sabor natural?

El sabor es uno de los principales factores de éxito o fracaso de un producto, después de la mirada y el olfato el sabor es el tercer paso para amar u odiar lo que comemos.
Existen diferentes maneras de darle sabor a los alimentos, y a las que más estamos expuestos es a la forma artificial de hacerlo. Actualmente en las industrias alimentarias la tendencia radica en el uso de saborizantes naturales, que son obtenidos por fuentes animales o vegetales, como todo tipo de aditivo la clave radica en el consumo moderado y en la verificación de normas sanitarias que no afecten nuestro sistema digestivo a la vez que potencian nuestra experiencia al comer.

3. La comida entra por los ojos:

Para aumentar el nivel de atracción y el aspecto visual de un producto, se usan los colorantes. El color de un alimento es sinónimo de calidad y por esto el consumidor debe tener en cuenta si el aditivo es seguro, estable y certificado por normas de seguridad de salud. Dados sus beneficios a nivel comercial, las industrias alimenticias están optando por seguir la tendencia de productos sanos y con beneficios a la salud con propiedades funcionales. Es así como el uso de colorantes naturales es clave para que el color de los alimentos no obtenga grandes variaciones durante el proceso de conservación y se obtengan, al tiempo, beneficios para la salud.

4. No te confies de la etiqueta “natural”

Por último se hace necesario esta aclaración, pues en muchas ocasiones esta denominación es utilizada con la única intención de aumentar las ventas, y por ende, el bienestar y la salud quedan en segundo plano. Mantener el balance entre el consumo de productos naturales y productos que utilizan aditivos es la mejor manera de mantener una alimentación balanceada y estilo de vida saludable.

Ingredientes

Soluciones para bebidas
Sabores Naturales
Colores Naturales
Extractos Naturales
Edulcorantes
Ingredientes Funcionales
Otras Tecnologías
Ir a arriba